• 17 de julio de 2024 2:59 PM

Detrás de cámaras…

PorDiana Gracia Montiel

Ago 28, 2023

Si observamos con detenimiento lo que sucede en el día a día encontraremos un listado interminable de acontecimientos que nos muestran la realidad social de nuestro país…

Nos hace falta cultura y educación para que esto se traduzca en empatía y respeto a los derechos fundamentales y es que los medios y las redes sociales nos han mostrado en los últimos días peleas entre vecinos, accidentes viales que pueden evitarse manejando con responsabilidad, cuerpos abandonados de mujeres en diferentes municipios del estado de Tlaxcala, y peor aún, un joven que fue arrollado en el estacionamiento de conocido centro comercial ubicado en Ocotlán, en el que pudimos observar la rabia y desesperación de varias personas que presenciaron la acción que cometió con dolo el hermano de la víctima… 

Esto me invita a pensar y sugerir que los castigos y que la ley en nuestro país deben ser firmes y cero tolerantes a cualquier tipo de VIOLENCIA, ya que aunque vemos patrullas circulando difícilmente observamos policías deteniendo estos actos ( a excepción de lo sucedido en Santa Ana Chiautempan donde un conductor en presunto estado de ebriedad atropelló a una madre con su hijo que viajaban en motoneta, en este caso si se observa o un elemento de vialidad que lo persigue). Sin duda alguna el talón de Aquiles en nuestro país es la inseguridad, y considero mucho se debe invertir desde el hogar, las escuelas, los centros de trabajo, los espacios públicos, aprender de otros países en los que lo normal es el bienestar de los ciudadanos, también es importante que desde las instituciones se le apueste a una nueva cultura de paz,  de tolerancia, de respeto en todos los sectores, basta sólo de fotografías y convenios donde la firma no vale nada y mucho menos la palabra, es tiempo en que los ciudadanos desde nuestras trincheras propongamos y aportemos a la cultura de la paz, al respeto a todos los seres vivos. 

Me gustaría preguntarle a nuestro amable auditorio ¿ ustedes no están cansados de tanta violencia en sus comunidades? ¿ Cansados de que las autoridades solo inviertan en obras y turismo y den cifras inventadas y lejanas a la realidad ?. ¿Cuántos de nuestros amigos y conocidos han presenciado o vivido en carne propia una situación que ponga en riesgo su seguridad personal y familiar? Nosotros mismos cuántos actos delictivos hemos denunciado… 

Hoy quiero invitar a padres de familia y sociedad en general a observar al interior de la familia los valores y creencias que estamos formando con nuestras acciones y decisiones diarias, a los docentes los conmino a no permitir ningún tipo de violencia en las instituciones educativas, a los centros de trabajo a garantizar la seguridad de sus trabajadores; hace unas semanas con tristeza observé un video que se hizo viral en una oficina en la que la aparente pareja sentimental de una joven entra para  agredir física y verbalmente y nadie hizo nada para detenerlo, de verdad no nos duele México, no nos duele Tlaxcala, es importante que además de grabar este tipo de situaciones también se llame al 911, es necesario alzar la voz y dejar de creernos los cuentos de los políticos en tiempos de campaña, cuando por cierto se vuelven amables y humildes y el resto del año ignoran a la ciudadanía, son tiempos de agradecer a los activistas que sin tintes políticos o intereses personales están poniendo la lupa en estos rubros y nos dan el ejemplo de amor a la patria a la humanidad.  

Es tiempo de recordar ser respetuosos y amables al volante y como peatones, nadie absolutamente nadie es dueño de las calles y espacios públicos, les pido atentamente que si en las carreteras vemos conductores bajo el influjo del alcohol o drogas, si vemos a alguien armado reportemos a los elementos de seguridad pública y si es necesario insistir hasta que seamos escuchados. 

Si ustedes como yo están hartos de la violencia, la inseguridad y las omisiones, entonces busquemos los espacios adecuados para generar un cambio, es justo trabajar de la mano con nuestros vecinos, amigos, familia, instituciones, apostarle a la cultura, el deporte, cultivar a todas las generaciones hasta que la paz y el bienestar estén presentes y sean una realidad en nuestro país. Que a partir de hoy nuestros pensamientos, decisiones y acciones vayan encaminados a construir un mejor lugar para vivir.